Overblog
Suivre ce blog
Administration Créer mon blog

Profil

  • Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
  • Leer el mundo, emanciparse
  • Leer el mundo, emanciparse

Recherche

Catégories

24 juillet 2013 3 24 /07 /juillet /2013 01:45

La Máquina de leer te invita a su

 Leervento anual, con intercambio de libros, café, y breves lecturas. Requisito para el intercambio es que les haya gustado y escribir algo sobre el mismo...

Trae un libro o una breve lectura que te guste, Si quieres cámbiala por otra que quieras, comparte con nosotros un café, una charla, una sonrisa, un aprendizaje. Invita a quien quieras
Te esperamos este Jueves 1 de Agosto en "Novecento" (calle Chuquisaca, esq Antezana) a las 4:00 pm (16:00 Hrs.)
Anímate

 

Este pequeño anuncio además coincide con el cambio de motivo y reactivación del blog. Dejá así de ser el blog de viaje de Gabriel Iriarte Rico, para convertirse en un brazo más de actividad y difusión de La Máquina de leer. Por lo tanto las temáticas serán sobre lectura emancipación y literatura.

Abrazostazalamaquina

Published by Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
commenter cet article
19 juillet 2012 4 19 /07 /juillet /2012 05:34

 

La Creatividad debe llevarnos, subamos todos al Vagon, ya sale :)

 

vagon-creativo-02.jpg

Published by Gabriel Iriarte Rico
commenter cet article
27 mars 2012 2 27 /03 /mars /2012 17:33

Leer e interpretar es algo que hacemos con un automatismo pasmante. Se piensa que mientras uno más lee, seleccionará con mayor nicea.jpgcalidad sus textos. Sabrá diferenciar lo fácil de lo complejo, lo refinado de lo banal, la calidad de lo vulgar. Se piensa que los lectores con menos práctica se cuentan entre los más peligrosos. Y pienso que es cierto, pero no son los únicos. Es cierto que los lectores sin mucho hábito son fáciles de engañar. Entre éstos podemos citar a legiones que tienen como autores de cabecera (si es que los tienen) a los que mayoría leen. En nuestra lengua sobran ejemplos (que no vienen a cuento). Son también los más fáciles de creer en religiones y de tomar textos escritos por hombres como textos sagrados y de seguirlos y aferrarse a ellos como quien se aferra a su vida, sin la más mínima reflexión, conviertiendosé no en lectores en todo el sentido de la palabra. Sino en lo Michel Foucault ovejas perfectas del Poder Pastoral.

 

Sin embargo no son ellos los lectores más peligrosos, sino los que cambian la hitoria a su antojo e interpretan, conscientes de lo que hacen, sólo con fines de poder o personales. Una vez más el Cristianismo es el que más flores se lleva en éste asunto. Porque no sólamente fue una religión impuesta con violencia por las leyes que dictó Constantino. Sino que Constantino se dio el trabajo de leer e interpretar incluso a los autores que no eran cristianos para encontrar y validar la religión que deseaba imponer. Así reinterpretó al poeta Virigilio, haciendo que este hable del nacimiento y muerte de Jesucristo. Censurando en su discurso, claro está, que Virgilio hablaba de otros dioses. Es más le dio sentido profético cristiano, y más tarde Dante mismo lo citaría como guía entre el infierno y el purgatorio. Además usó a figuras paganas inmortales y poderosas como las sibilas para validar y callar a los que se oponían a su lectura. La Sibila Eritrea fue durante muchos años otra apostol, simplemente porque Constantino dijo que tenía una poesía en la que anunciaba a Cristo. Para fuente usó, según el mismo dijo, a Cicerón que supuestamente hablaba de dicho poema. El Poema según cuenta Alberto Manguel, en una Historia de la lectura no existe hasta donde sabemos. Cicerón sólo fue usado como figura de validación de un discurso, fuente primaria. Ciserón nunca habló de aquello. Es más Constantino declaró en su famoso concilio de Nicea el año 325 que sólo había una forma de interpretar los textos (sagrados o no) ; esa forma era la forma que el gobierno decidiera. Así y con violencia nada oculta, San Constantino no dudó en matar a su propio hijo o su cuñado Licinio (que era emperador en la parte oriental del imperio romano y no compartía necesariamente la religión de Constantino).  Tampoco dudó en aplastar a otras religiones, como los maniqueos, que también tenían, como los cristianos, misioneros y textos sagrados. 

La biblioteca de Alejandría, la más grande del mundo en ese momento, sufrió, en gran parte su destrucción, gracias a la interpretación de las escrituras impuesta por Constantino. Perdimos mucho saber aquella vez. A Hipatía, la filósofa, también la desmembraron los que repetían la interpretación de quienes le dijeron que era una enemiga del cristianismo, por ser científica.

Como dice Manguel " Lo que constantino descubrió en aquel lejano Viernes Santo, y ya para siempre, es que el significado de un texto se amplía de acuerdo con la capacidad y deseos del lector. Enfrentado con un texto, el lector puede transformar las palabras en un mensaje que aclara para él una cuestión sin relación histórica ni con el texto ni con su autor. Esa trasmigración del significado puede enriquecer o empobrecer el texto mismo; invevitablemente lo contamina de las circunstancias del lector. A través de la ignorancia, la fé, la inteligencia, a través de trucos o de astucia, a través de la inspiración, el lector vuelve a escribir el texto con las mismas palabras del original, pero con otro encabezamiento, recreándolo, por sí decirlo, en el acto mismo de darle existencia." (MANGUEL, Una historia de la lectura)

En la actualidad los lectores peligrosos siguen abundando, pregonan en iglesias en nuestra ciudad y en cicudades del mundo, de todo tipo de religiones. Pero también están los que interpretan las leyes, la justicia, la moralidad, las leyes del mercado. Imponen impuestos, ordenan muertes de "terroristas" cibernéticos o ficticios, hablan de libertad de expresión y definen una verdad, definen, una ética, definen una forma de hacer las cosas bien. Hablan de la ley para todos, y sólo los más pobres están en las cárceles.

Hablan de una democracia y la definen y rigen con su interpretación de la misma. Y la gente que no quiere hacer su propia lectura, que no quiere leer más les sigue, les cree. Surge esa espantosa clase social, como la llamaba Alvaro Mutis, de jóvenes que creen que la estabilidad económica, el empleo, el trabajo con horario, el consumir cultura popular (películas de acción o terror adolescente, libros de autoayuda), es tener éxtio, cuando si leyeran un poco más, un poco más complejamente, se darían cuenta que declaran su muerte cuando eso aceptan. En EEUU se les llama Yuppie  young urban professional" “Joven Profesional Urbano. Muerte de mi generación yo los llamo. Ellos junto a los que repiten religiones y textos sagrados como salvación de sus almas, me parecen la representación perfecta del lector peligroso.

 

(En la Imagen, Constantino en el Concilio de Nicea)

Published by Gabriel Iriarte Rico
commenter cet article
1 novembre 2011 2 01 /11 /novembre /2011 02:23

Doy una vuelta, y estoy aquí, en el mismo lugar. Tanto contar, tanto pensar, tanto sentir, estoy aquí. Viajo al mismo lugar. Pero el tiempo es el viaje que no termina, y no hay vuelta, y todo cambia tan rápido, y aunque siempre estoy solo, en mi soledad estoy con todos los que eligen acompañarme cuando toman con amor el momento que les toca. Sigo para eso aquí, con mi carta de cuentos, de parendizajes que se modifican, se rien de si mismo, y sonrién y sin nada en los bolsillos más que otros cuentos y otras ganas del mismo lugar, sentido, querido. Aquí estoy, todo cambia, y soy en esto. Aprendiendo voy, para luego desaprenderlo y transformarlo y transformarme y reinventarme, mil veces, y nacer en lo que veo, en lo que huelo en lo que como. Y viajar en todo, y quedarme en todo. Al mismo lugar

Published by Gabriel Iriarte Rico
commenter cet article
16 juillet 2011 6 16 /07 /juillet /2011 16:08

Paso sin mucho sentido por Santa Cruz, vuelvo a Cochabamba, dos noches de bus.

Suenos.jpg

Falta menos de una semana para el estreno de mis Sueños Extraños, todo es verde.

Se trata esta vez de compartir las ganas de dejar cada vez más y de manera más efectiva la supuesta consciencia de la vigilia, comenzar a asumir li ilimitado de nuestra incosciencia o la consciencia parcial. Se trata de explotar nuestra imaginación, de dejarla llegar y hacerla nuestra bandera. "La imaginación al poder" dice una frase de mayo 68. Se ha convertido un poco también en el eslogan de los cuenta cuentos de La Máquina de leer.

Con ese pretexto vivo sin presión pero con dinamismo, fuerza y alegría.

La imaginación lo tiene todo si queremos.

Transcribo también la pequeña nota de prensa publicada esta semana a propósito de nuestro estreno: 

 

Es normal tener Sueños Extraños

 

Los Sueños Extraños busca continuar experimentando con el lenguaje oral y deslizarse entre la imaginación y la palabra efímera. Es un juego de memoria con los recuerdos, los objetos, lo posible, lo desado y lo amado. Pero también con la confusión, la muerte, los miedos y sobre todo la soledad del pensamiento, la soledad de la imaginación y de los sueños. Todos soñamos solos. A veces olvidamos lo soñado y a veces en la vigilia recordamos o conectamos cosas de la realidad con lo soñado, y algo adentro se nos mueve. A veces, confiamos en los sueños sin otra razón que un impulso de entregarse a lo irracional. Los Sueños Extraños es la tensión entre confiar o no en los sueños, en diferenciar lo soñado de lo real, sin saber si esto es posible.

En Los Sueños Extraños se mezclan ideas de cuentos de ficción (Nocturne, Chambre froid de Henri Gougaud), con historias reales extrañas (el caso de Ted Serios), experiencias personales, y también invenciones personales. Es hasta el momento la creación más íntima de La máquina de leer. Su proceso de creación siguió la lógica de los sueños, el caos que busca un sentido con afán, como si en eso se fuera la vida.

La narración comienza con un hombre que sueña con un tesoro, cuando despierta va en busca del mismo, pero en ese su camino descubrirá elementos que nos muestran que aún sueña, que tal vez hay otras premoniciones ahí, aún no descubiertas porque sueña. Y cuando vaya despertando sucesivamente estará en distintas épocas, en distintas apariencias físicas, sin dejar de ser él mismo. Buscará descubrir enígmas, sin saber realmente qué es lo que persigue realmente. Tal vez porque el sentido de la vida cada vez más lo buscamos mientras soñamos y no cuando estamos despiertos y nos sumergimos en rutinas que nos adormecen. Estar soñando o estar despierto, es una delgada línea que va más allá de tener los ojos cerrados o abiertos.

Los Sueños Extraños se presenta los viernes 22 y 29 de Julio en la Alianza Francesa (Calle La Paz #784) y los sábados 23 y 30 de julio en el Cine Café 35mm (Calle Tte Arévalo # 154, casi esq. Ballivian). 

 

Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
14 mai 2011 6 14 /05 /mai /2011 02:08

El periodismo de diario es irrelevante. Me son hoy en día indigeribles las noticias. Durante un tiempo pensé que era porque los medios mienten (es verdad, los hay los que mienten de manera intencional), por desidia, por falta de profesionalismo, y otras razones que me parecían algo evidentes. Ahora pienso que en realidad La noticia ha muerto.

Es más, la noticia nunca existió, se asemeja a un mito religioso como tantos otros que nos hizo creer en la inmediatez, y que en ella, en conocerla, estaba nuestra oportunidad de salvación. Nada más alejado de la realidad. Lo inmediato es más parcial y más falso que lo que se tuvo tiempo de analizar. Cierto, la historia, y su justeza son también mitos racionales que intentan comprender el caos de los acontecimientos en el tiempo. Pero lo inmediato, primero que todavía no ha terminado de pasar, y segundo, que somos incapaces de verlo en su totalidad (por lo cercano) y también por la imposibilidad de analizarlo y comprenderlo tomando en cuenta la mayor cantidad de puntos de vista, de supuestos y de consecuencias de cualquier aproximación que hagamos de la noticia. Por tanto, no existe. Es igual a Walt Disney o a cualquier reino mágico.

Por eso es noticia cualquier cosa: que se case el príncipe Inglés, que maten a Bin Laden, que hubo un incremento de asistentes en la feria, que las comadres se chuparon en su día, o que el dólar subió o bajó. Todos esos acontecimientos son de un vacío, de una insignificancia tangible, demasiado grande. Es como leer una novela, no sirve de nada. Tal vez las noticias más importantes, por esta razón, en los lugares que así lo requieran, son los informes meteorológicos; porque hablan de la inmediatez, de qué se debe vestir mañana, pero tres días después tampoco importará nada. Por eso la ausencia de valor real de la noticia, porque en perspectiva no sirve sino para entretenimiento banal y superficial.

De acuerdo, también son útiles (otra vez sólo en la inmediatez) las agendas: culturales o de cualquier tipo. Pero como sólo son utilizables en lo inmediato se convierten en desechables rápidamente y por lo tanto en banales en corto tiempo.

De ahí la importancia de crear e impulsar la lectura y la información de análisis, la que no vive de la actualidad. Es por eso que información y noticia en realidad tienen poco que ver. Estar bien informado no es alcanzable mirando el noticiero. Estar informado se lo hace en textos complejos que analizan causas y consecuencias, técnicas, históricas, humanas y científicas. La Máquina de leer sólo comienza a tener sentido cuando se alimenta de eso, de un país de información real, cuando se apaga el telediario, cuando pasamos de verdad a enfrentarnos a lo que importa. Cuando no surfeamos sino buceamos en internet, cuando nos perdemos pero parece que comenzamos a tener pistas de la complejidad, cuando no hay buenos ni malos, cuando el caos tiene sentidos y angustia.

La noticia ha muerto, ¡larga vida a la información!

Published by Gabriel Iriarte Rico
commenter cet article
25 février 2011 5 25 /02 /février /2011 00:43

Los últimos reportes dan ya por muerto el hermoso paro de transporte del cual disfrutamos por un instante que duró unos días. Lo lindo fue poder caminar, plantearse el tiempo a lo largo, considerando las caminatas. Hoy caminé 40 minutos para ir a dar unas clases que al final también fueron suspendidas (y yo el último en enterarme) pero en el camino una y otra vez me encontré con sonrisas, abrazos, y muestras de que la gente se ve mejor así, a pie. Puede estirar las piernas, no jorobarse en el minibus, no caer sobre un chicle en el micro. Sino respirar a sus anchas y encontrarse entre transportes de a dos pies. Es cierto las largas distancias son más difíciles de cubrir así, pero no hablo de ellas, para mi 40 minutos de ida y 40 de vuelta, fueron un paseo por una humanidad directa y sin humo ni aires densos. Porque incluso las flatulencias que uno puede sentir en el micro aquí se disipan más facilmente.

Caminar, llegar, verbos correspondientes

Published by Gabriel Iriarte Rico
commenter cet article
30 décembre 2010 4 30 /12 /décembre /2010 23:41

 

DSC06299.JPGSerena, mi amiga romana, atraviesa el aire sobre el aire, no nos mira.

Ella resbala en el aire de Paris.

Un hombre a lado de ella flota en bicicleta en dirección a un carrusel que lo lleve a sus ocho años.

Hace frío, la gente pone las manos en todos los bolsillos posibles, se abrazan a si mismos.

Serena tiene las manos al aire mientras camina en aire.

Compramos el diario: Encuentro de bienestar en invierno.

 

Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
12 décembre 2010 7 12 /12 /décembre /2010 17:58

Cuando la banda Los Inmortales hacen sonar sus trompetas al ritmo que Strauss hizo famoso, ellos hacen música en una obsesión por buscar y provocar en los otros una sensación que tan efímera y adictiva que solemos llamar belleza. En efecto no sabemos qué es exactamente. Como todos los músicos y otros que hacen arte sólo buscan aproximarse a esa belleza. Hoy en día estoy convencido que es imposible alcanzarla, todo lo que hacemos es acercarnos a ella, por eso tenemos la sensación efímera, incompleta. Suele pasar con el arte, a veces cuando simplemente vemos una hermosa mujer que nos atrae de manera irreflexiva y avasalladora. En esos casos la mujer es una representación de la belleza, y puede convertirse en algo menos efímero. Al final también es solamente una representación de lo hermoso, maravilloso, por llamarlo de alguna manera. Siempre desaparece, porque sólo nos acercamos. Como se acercan los Inmortales en el matrimonio en Mizque, como se acerca Jeanne Cherhal, como se acerca Coldplay a veces y también muchas Les Luthiers, y los libros de Marías y los de Pessoa y Dino Buzzatti en varios cuentos de La K, y lo hace Ricardo Reis cuando a su cuarto ingresa Fernando Pessoa luego de muerto en el libro de Saramago. Y el Gaviero Maqroll según Mutis. Tanta delicia, tanta maravilla, tanto intento por aproximarse. Todos destinados al fracaso porque no perdurarán. Pero qué maravilla acercarse a lo hermoso, acercarse a la felicidad eterna que no existe, acercarse, olerla, sólo olerla o escuchar un rumor en esa banda, en esa música en esas palabras que leemos, vale la pena el amor porque huele fuerte a belleza, porque crea una ilusión que genera miles de esperanzas. Una ilusión que perdura un instante más con una fuerza avasalladora, pese a las distancias, pese a los olores lejanos y ya sólo recordados, y el piano en Casablanca As time goes by. Escuchar esa canción con la luz apagada mientras la amada duerme cerca, tan cerca que sientes su olor dulce y escuchas la canción,con o sin equipo de sonido, en esa ciudad enorme y desconocida, pequeña y conocida luego, en ese país que eres extranjero pero no lo sientes, habitante del mundo, buscador de belleza, entra, acércate, siempre.

Published by Gabriel Iriarte Rico
commenter cet article
20 novembre 2010 6 20 /11 /novembre /2010 17:08

Recuerdo a Cortazar diciendo en esa entrevista "el azar hace muy bien las cosas, mucho mejor que la lógica"

Published by Gabriel Iriarte Rico
commenter cet article