Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Profil

  • Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
  • Leer el mundo, emanciparse
  • Leer el mundo, emanciparse

Recherche

Catégories

10 décembre 2005 6 10 /12 /décembre /2005 16:42

En una velada con la excusa de intercambiar regalos, en ciertos casos de despedirnos de los asistentes y amigos que nos han acompañado en estos últimos tres meses.

Cenamos rico, intercambiamos regalos, pero sobre todo reímos, eufóricos, felices, viviendo en totalidad el momento que nos toca vivir. Quiero aclarar que no estábamos ebris ni mucho menos, sólo felices de querernos. La risa es la explosión más hermosa que uno puede compartir con muchas personas, sobre todo cuando es incontrolable, es un regalo demasiado fantástico, imprevisible, expontáneo. Quiero agarrarme de todas las risas incontroladas que he tenido en mi vida, son infinitas, son momentos totales, pero también se quedan atrás.

Me regalaron un calzoncillo de la pantera rosa y yo chocho.

Hicimos karaoke con guitarra. La italiana cantó una linda canción romántica de su tierra. Las andaluzas con palmas cantaron un dúo sobre pasarla siempre bien. Yo una cuequita La Caraqueña.

Lo mejor de la noche, las promesas inconcientes que me hicieron algunas amigas y amigos de venir a visitarme a Bolivia, no sé si pasará, muy posiblemente no. Pero lo que me llena es la promesa sincera e inconciente que quiere extender este lazo de amistad que tenemos y nos alegra tanto. No pensamos con ellos lo difícil que es vernos, simplemente pensamos que querernos vernos y eso vale la pena.

Llega fin de año, la navidad quisiera pasarla en cochabamba con mi familia. Pero por segundo año consecutivo la pasaré lejos y me duele, pero no tengo opciones, esto me toca vivir, eso es lo que siempre me digo  me siento un poco mejor y más feliz.

Va la foto de la noche en la puerta del restaurant a la salida del mismo, que estén bien.

Partager cet article

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article

commentaires