Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Profil

  • Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
  • Leer el mundo, emanciparse
  • Leer el mundo, emanciparse

Recherche

Catégories

21 mars 2008 5 21 /03 /mars /2008 12:53
gabo-ilu.jpgNo puedo ocultar mi profunda tristeza al constatar que nuestras precarias sociedades, mientras más avanzan, más se privan de su humanidad y se dedican a presenciar humanidades ficticias. Así las series de televisión nos muestran escenas de alegría y tristeza, y la gente simula sentir eso, y al salir del cine o al terminar el capiítulo de la novela, lo comenta. Lo mismo al ir al teatro, o ver el final de las noticias, en una espera de tener más noticias, más piezas de teatro, más películas de ese director que le gusta. Entonces mientras espera va a la tienda y se compra la película, o el disco, y lo reproduce, y reproduce una segunda, tercera vez la emoción, siempre cada vez más pobre que la primera. A veces mientras vemos una peli por primera vez, o escuchamos una canción por primera vez ya preveemos bajarla de internet o comprarla. Simplemente para el gusto de repetir de manera autónoma ese placer primero, claro que nunca igual. Para mi el problema en ese caso radica en que dejamos de darle importancia al instante único, siempre estamos reproduciendo. Nos volvemos más insesibles, vemos pasar el dolor y la alegría frente a los ojos, y simulamos que los sentimos, sin realmente vivirlos, somos espectadores de la humanidad, y la imagen es triste al ponerme yo como espectador de esa realidad.

En los 90s había una pareja de artistas que hartos del consumismo se propusieron vivir como un siglo antes, sin los efectos del modernismo y la industria. Se vestían como ataño, pero tampoco utilizaban ningún producto moderno (incluidas razuradoras, todo a navaja, hacian pis en los bacines de metal, se bañaban hechándose agua, se transportaban a pie, o en una carreta en que el hombre llevaba a su dama, en fin, fuera de lo chistoso que era verlos vestidos con sus sombreros de copa alta). Lo interesante es que se dieron cuenta que tomaban demasiado tiempo durante el día en hacer las cosas mínimas para subsituir como el cuidado personal, y el mantenimiento, como no tenían ambición de acumulación de dinero (porque no les servían los productos modernos a comprar) el resto del tiempo lo dedicaban a cantar, a pintar, su entrentenimiento lo creaban entre ellos pues no tenían tele.  Descubrieron también que la sociedad tenía demasiados problemas porque la gente tenía mucho tiempo libre que desperdiciaba trabajando en oficinas aburridísimas, matándose para amasar dinero que no era un objetivo deseable en sí, pues se trataba de pedazos de papel, y que tenía que llenar ese inmenso vacío con tele y productos culturales ya preparados, al igual que la comida. Resultado: Drogadicción en crecimiento, depresiones por doquier pero todos guardando cierta compostura y aire de modernidad bastante kitch.

En fin que el ejemplo de los dos artistas me sirve para siempre meterse todo en pregunta una vez más. Hasta dónde vale la pena hacer lo que hacemos por asegurar nuestro futuro, nuetro dinierito, si es a costo de nuestra humanidad. Me parece muy triste. No llamo a la revelión artística, sólo expreso esa furstración. Pues yo también hay días en que me veo inmerso en un mundo con el cuál no comparto sus bases de contrucción por tristes y depresivas. El hacer un master en Bélgica para tener mejores oportunidades de trabajo me parece patético y me aveguenza pensar así. Prefiero pensar que aquí me dedico a leer mis novelitas, aprender algo sobre estas otras culturas, escribir un poco, y a lado estudiar de qué se trata ese mundo del dinero, que quizás lo use en el futuro con fines personales pero no de acumulación de bienes. En fin que sólo de esa forma puedo seguir presenciando este espectáculo triste de un mundo público de la humanidad, que no actúa, sino que ve las emociones desfilar delante sus rostros.

Los que sean valientes y humanos aún, espero renuncien a eso. Y actuen y sean artistas de su existencia.

Partager cet article

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article

commentaires

Yo otra vez!!! 01/04/2008 17:31

Cuando hablaste de uno susceptible...no se trataba de mi,no? Contenta de poder otra vez ocupar su espacio personalpùblico..pese a que Usted siempre tendrà este derecho al borarme ...pùes aùnque pùblico; el espacio es suyo!
No soy susceptible soy REsusceptible!

YO 01/04/2008 17:28

Sé ahora que este articulo no fue escrito exclusivamente para mi PERO lo recibi como un regalo bien singular. Eso! Che! No me gusta para nada la exclusividad pero Si que busco siempre la singularidad en todo.
Asi pùes...Gracias para hacerme sentir tan singular pese al quedar Usted universal.