Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Profil

  • Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
  • Leer el mundo, emanciparse
  • Leer el mundo, emanciparse

Recherche

Catégories

15 mai 2007 2 15 /05 /mai /2007 15:20

Es cierto, en otoño en Cochabamba hace 25 grados y la noche 14, no es mucho frío, pero la luz es más triste, se dan cuenta los que aquí han vivido muchos años y son capaces de ver un luz seca, vieja y cansada en el otoño cochabambino, apunto de volverse einvierno disfrazado siempre de primavera, porque todas las estaciones del año en esta ciudad se difrazan de primavera, pero no lo son. Primavera es en septiembre, cuando hay sensación de comienzo y la luz es clara y el cerro es verde y llueve de noche y huele a tierra fresca y el año se termina pronto. Otoño es la luz triste y seca, la duda de un año que comienza a hacerse viejo, es cumplir 27 años, es mancharse en un estornudo la cara con mocos, es abrigarse de noche, es un sol caliente pero triste y amarillo, cada vez más amarillo. Es noche a las 6 y media. Es Fiesta de San Juán y contaminación. Este otoño para mi es proyectos no decididos, es no saber qué voy a estar haciendo en 3 meses, es tener partido el tiempo en dos personas que parecen llamarse como yo, en dos en las que me identifico. Este otoño que se convierte en invierno y que de día se disfraza de primavera, es este cuarto, es mi desorden, es anhelos de un día poner coherencia a mis palabras y gustar. Siempre gustar, aunque sea sólo gustar a dos personas, a ti, a ella, y cerrar el mundo en esas dos. Es soñar mil veces el viaje a la isla. Pero también es la compañía de barcos en Buenos Aires que me pide tener profesión de marinero y estar inscrito en un sindicato, es no saber hacer ni un nudo de marinero. Es querer partir, es querer abandonar, siempre abandonar y abandonarse.

 

Este otoño que es mayo que huele a la picina por las noches y cabeza fría al salir rumbo a mi departamento. Es un té rico con mi madre en la tarde y abrazarla, es ver tennis con mi padre, es deporte, es teclado.

 

Otoño, carcel entre el verano y el invierno.

 

Abrazo soñado. Carta enviada, espera. Larga espera, es otoño y está claro, pese a la oscuridad de los días.

 

Partager cet article

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article

commentaires

Melayah 20/06/2007 10:49

Ente tantos escritores me siento intimidada, pero no para decir que me gusta como expresas la realidad y aunque no comparto todo lo q dices,me agrada lo q encuentro en tus palabras. Siento q este otoño tambien  me abraza y lamento que mis pies haya congelado.

Gabriel Iriarte Rico 20/06/2007 15:18

Gracias melayah!!!
QUe bien que no estés de acuerdo con todo lo que digo, así nos quedan cosas por discutir. Espero puedas ir este sábado a la Fiesta de la Música!!
Abrazo

Alejandra 01/06/2007 18:29

Hola Ana: Debo decir que la idea del anillo me agrado bastante y mas se estará hecho por tus manos, aquellos obsequios que son realizados por las manos de uno...me encantan. Espero que un día vuelvas a Bolivia así como espero volver un día a Francia...Hay tantas cosas que uno quiere hacer que a veces pienso que  quisiera ser 10 veces Alejandra para poder hacer 10 veces mas cosas...
 

Cuando me referí: hacerte unos recorridos, por esas provincias, esas comunidades que a uno le hacen pensar que se encuentra en el paraíso y todo es tan mágico, no me refiero solamente a los paisajes tan hermosos que este presente, tb. me refiero a las personas que allí se encuentren, que hacen de ese lugar mas hermoso aun, esas personas tan pero tan hermosas, con un brillo en los ojos que a una la encadilan, escucharlos hablar es como música, una música que quisieras nunca termine...cada charla se quedará grabado en tu mente y corazón y cada ves que alguien pronuncie el nombre de aquel lugar sentirás mucha alegría...
 

Y si, para sentir un lugar, uno debe perderse, perderse entre las calles, entre la gente...porque perdiendose uno descubre cosas inolvidables y maravillosas...claro que debo confesar que cuando viaje a Francia me perdí tanto que no supe como regresar...
 

El compartir lecturas....mmm...a veces pasa que no puedo expresar con palabras aquello que siento...quizás la palabra correcta sea intercambiar: comunicar lo que interpreté y sentí de un libro con alguien....por eso que también soy de las personas que regala un libro leído para poder charlar sobre el mismo, porque bueno, cada persona, interpretara y sentirá de manera diferente a la tuya y eso hace las cosas mas lindas y entretenidas, descubres cosas  y viceversa.
 

Gracias! También te deseo un lindo fin de semana, espero las fotos con la persona que conociste en Toco y te mando aquellas fotos de Totorokjo, cada foto es una historia...
 

Abrazos. Alejandra.
 

YO 01/06/2007 15:06

Gabriel,
 Aqui te respondo a tu largooooooooo y permanente gracias, citando André Comte-Sponville en Petit traité des grandes vertus :
« La gratitude est joie, répétons-le, la gratitude est amour : c’est par quoi elle touche à la charité qui serait comme « une gratitude inchoative, une gratitude sans cause, une gratitude inconditionnelle, tout comme la gratitude est une charité seconde ou hypothétique ». Joie sur joie : amour sur amour. La gratitude est en cela le secret de l’amitié, non par le sentiment d’une dette, puisqu’on ne doit rien à ses amis, mais par surabondance de joie commune, de joie réciproque, de joie partagée. « L’amitié mène sa danse autour du monde disait Epicure, nous enjoignant à tous de nous réveiller, pour rendre grâce. » Merci d’exister se disent-ils l’un à l’autre, et au monde, et à l’univers. Cette gratitude-là est bien une vertu :puisque c’est le bonheur d’aimer, et le seul. »
 Eso es lo que pasa,no ? Sino te cuento que esta noche voy con amigos a escuchar Laurent cantar Brahms y Djvorak.Despùes iremos todos a bailar en Mauguio a la Romeria, linda fiesta hispanico-latino-americana. Que seguimos con una primavera que sigue luchando por la noche con lluvias . Que me entriste que se acabe hoy mi (nuestro) mayo que este año se hizo fantastico para mi. Contenta que te haya sorprendido mi enviado.Con lo que me gustan las sorpresas y el correo….cuando se juntan los dos….mejor. Un besooooooo largooooooo. Un abrazo de mono

Ana 01/06/2007 14:39

Mi mail: anneaparicio@hotmail.fr
Ana.

Ana 01/06/2007 14:37


Querida Alejandra,
Mejor que me haya preguntado :"donde te encuentras?" y no : "de donde eres?". Pùes a la segunda pregunta sería incapaz responderte, sabiendo que nùnca supé de que trozo de tierra era yo.Sólo puedo decir que soy de mis sensaciones, sensibilidades, emociones, sentimientos y que las ùnicas raices que siento mias son mis recuerdos, todos mis recuerdos. Te confieso que muy a menudo tengo envidia con las personas como vos que sienten que pertenecen a una tierra. Me gustaría sentirme de alguna parte. Pero parece(segùn mi viejita abuela) que heredé de los genes de su gente y que siempre me sentiré de todas partes. Para responder a tu pregunta. Por el momento piso diariamente tierra francesa y màs precisamente, el suelo de Montpellier, al sur de Francia, frente al mar. Siempre pise una tierra que miraba al mar. Como diria Juan Manuel Serrat, « nací en el mediteraneo ». Del mar soy yo, eso sí. Soy del mar que une a todas las tierras en un fluido continuo y fiel. Me emociono tu invitación. Siempre me emocionan las invitaciones. Ya me encontré en tu tierra. No estabas cuando yo estaba, no ? Dime que no !!! Realmente cuando me fui ; no me fui a Bolivia sino a la gente y màs precisamente me fui al Amigo. La gente para mi es lo que hace el lugar y no al reves. El lugar sólo es el decorado de una historia que queremos crear. Me fui con esta ùnica intención. Y como me comento Gustavo, un amigo boliviano, tal vez yo tenía expectativas altas, tal vez estaba sola en mis expectativas.Tal vez tiene razón mi partenario de Cuecas, tal vez. Es que, querida Alejandra, adoro a las alturas.Mis expectativas altas fueron satifechas plenamente gracias a Gabriel (Amigo alto de mi alma), a un griego( mi guía adorado por esas alturas invisibles para los ojos) y una pachamama (mi alta presencia). Pero quería màs. Quería compartir, entender y vivir las amistades bolivianas de mi amigo y eso no ocurio. Ahora, al leerte, creo que vos eras tal vez este comparte.Gracias por preguntar por mi.Me llamo Ana y veras que firmo segùn mi humor pero siempre coloreada. Creo que volveré un día a Bolivia, un día de lluvia y esta vez, nos encontraremos en la realidad.Vale ? Y te regalaré un anillo echo por mis manos.Y tú llevaras mi anillo. Y tú me llevaras por tus lugares. Y me presentaras a la gente de tus lugares. Y yo haré todo mi posible para estar presente al lado de tu gente de tus lugares de tu tierra. Y asi pùes compartiremos. Te contaré que en Cochabamba me sentí prisionera en esta ciudad que no parece tener horizonte. Te cuento que al venir, la comapanía de avion me habia borrado del viaje de vuelta, de mi salida de Cochabamba y al telefono, la mujer se río diciendome que era como si Cochabamba no quería dejarme salir.Pero lo màs increible (que no conté a Gabriel) es que cuando entré en el avion aerosur que me alejaba de Gabriel, no tenía sitio en el avión porqué en el aeropuerto de Cochabamba me dierón un numero de asiento que no existía y la azafata de repetir : « qué lindo, parece que Cochabamba no quiere dejarla partir ». Asi pùes, hasta al final me sentí prisionera de Cocha. No me paseé sola en Cocha. Creo que lo evité porque sentía demasiado pasión entre ella y yo . Sabes, Alejandra, esta pasión que te quita libertad. Me gusto demasiado su aire y demasiado me dío recuerdo a otro aire perdido. Y demasiado olía este lugar que llamais Cocha al Amigo que llamo Gabriel y que no paro de extrañar en otro lugar que llaman « la cocina de Ana »..Te puedo contar que lo que me hizo llegar a Bolivia fue una campesina de Toco conquién me hice complice de sonrisas sin otro motivo que gustarnos. Cuantas arugas en esta cara, cuantas marcas de vida, cuantos ríos en sus mejillas y su frente…Hermosissima. Y me emocioné mucho de estar en Toco escuchando a los campesinos, obreros verdaderos de esta tierra, cantar el hymno de Bolivia. Como tengo tu mail te mando hoy mismo la foto de ella y yo. Y me mandaras las tuyas . Vale ? A ver que decirte màs…Que también me encontré en La Paz,pfffff me encantó el viaje a La Paz. Qué altura ! Qué horizonte ! Me paseé dos veces y me perdí entre tantas subidas. Para sentir un lugar, no conozco otro medio que perderme sola. Perderme entre las calles, entre los habitantes y saber que no estoy de ninguna de estas calles y sentir que no tengo la cultura, ni la historia de los habitantes. Y para terminar, me llevaron un guía griego y su hijo salvaje al Chapare y para este viaje no quiero poner palabras que podrían reducir lo que ahi sentí y que si permites quiero guardar intimo. Tengo que decirte, Alejandra , que no estoy totalmente de acuerdo con compartir lecturas. Comunicarlas, contarlas si pero querer compartirlas me parece peligroso y imposible.Cada uno siente, interpreta y ve lo que lee y si es un lector sensible es poco probable que lo comparte totalmente con otro lector. Ademas veo la lectura como una actividad muy intima y secreta. Me gusta comunicar lo que entendi, senti…pero no espero compartirlo…sería una pena querer que las mismas lineas produzcan en dos almas diferentes un mismo echo. Ves, por eso podemos leer el mismo libro dos veces en dos tiempos diferentes y siempre ver imagenes diferentes. Por eso nùnca me canso de leer un mismo autor. Pero sí que adoro descubrir, al charlar, lo que yo no había visto en mi lectura. Por eso regalo libros leidos…para que me cuenten lo que yo no cuento ! Te deseo un lindo fin de semana y muy buena charla con Gabriel. Un abrazo fraterno. Ana.