Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Profil

  • Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
  • Leer el mundo, emanciparse
  • Leer el mundo, emanciparse

Recherche

Catégories

20 février 2008 3 20 /02 /février /2008 22:13
Luego del último desembarque hemos pasado días en fase de instalación y revisión de estado de las cosas. Las cuentas no han salido del todo favorables, pero hemos podido hacer un buen análisis de los problemas de fondo que arrastra nuestra embarcación. Sostenida en vicios acumulados y en un estatismo propio de quien no se acostumbra a no errar sin su propia voluntad, hemos errado por lugares no previstos. Por eso al hacer este estado de cuentas, amarramos más fuerte las cuerdas a puerto. Tomamos un buen mate de Coca, de esos que se preparan en la altitud del lago, camino de Copacabana a la Isla del Sol, en ese mar encerrado y más pacífico que El Pacífico. Volvemos ahí en una breve divagación y nos ponemos a trabajar en las reparaciones de nuestra pequeñísima embarcación.

Hay problemas en el izado de la bandera, un mástil más resistente, madera dura y firme para mostrar de dónde venimos y se nos identifique con claridad aunque arrogantes no somos por código interno. A nivel cocina estamos bien. Los días se van alargando rápidamente aquí al norte, nos comenzamos a preparar para la llegada de la primavera y con alegría despedir este invierno tan distinto de un marinero acostumbrado a las aguas del sur. Hoy hay una luna llena muy visible y nos recuerda el contacto con todos los seres capaces de verla, pensamos en algunos en especial, que quedan esparcidos por el mundo, y la naturaleza que nos da un momento la posibilidad de contacto directo a través de ese satélite. Hablo del cielo y las estrella, y a ellos me refiero con cariño pues ha sido gracias a esto que he podido mantener algún contacto con la esencia mía, ahora clarificada, y en busca de renovación audaz. Sopla una brisa.

Debemos revisar bien las cartas de navegación, estamos a cargo de estudios por los que nos paga la Junta a la que debemos los gastos pecuniarios del viaje. Así que debemos cumplir los objetivos trazados de enriquecimiento y descubrimiento de saberes. Una tontería todo eso expresado de ese modo.

EL capitán da orden de soltar amarras, hacer inspección de la noche, y un breve paseo de reconocimiento por la costa. Volvemos a ver el cielo, las estrellas y esta luna. Con la tranquilidad e inconsciencia de quien nada claro tiene en el horizonte, sólo la motivación de avanzar, sonreímos, y así nos quedamos. Suelte amarras Gaviero, dice el capitán, yo obedezco.

Partager cet article

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article

commentaires

aleks ps 21/02/2008 23:59

Pues lo mas chistoso es que no se muy bien si el bote belgica conoce mucho mas como ubicar la cartografia que vos. Aunque no se sabe nada de las casualidades, sera que ese pais te habra influyenciado, o algo al inverso. Che, si el capitan te habla de algun encuentro con un tio breton...

Gabriel Iriarte Rico 24/02/2008 23:34

pues de uno llamado aleks casquero no me ha dicho nada. Espero que te estés moviendo, me tienes al corriente y ponte las pilas una vez en tu vida, cuándo vienes?

Brisa Maritima 21/02/2008 10:13

Siempre reconfortante este paralelismo con mi Capitan. Oor un lado reconfortante y por otro...Magia!!! Justamente antes de ayer, amando a  la luna llena en mi jardin me recordé al puente aereo, a la luna llena de Cocha...y senti la brisa!
Me voy hoy en los Pirineos con La Voz. El se queda en casa de sus papis, yo voy en casa de mis tios y tal vez nos encontramos todos unos dias para una caminata largita en esa montaña....Parece que estamos ya en equilibrio. Yo ya hablé y conté mis ambiciones (como dice Kusturica....si no es para toda la vida entonces es para el recuerdo! )y él reacciono mas que positivamente....Tal vez sorprendido por tanta inocencia en los sentimientos pese a mis 40 mayos y mi fracaso sentimental ! Pero estoy bien porque ahora mas sincera...
Animo mi Capitan...centrarse en el esencial de su camino. Aqui no paramos de quererle. Un abrazo eterno.

Gabriel Iriarte Rico 21/02/2008 10:38

Me encantó y me quedó la frase de Kusturica. Tengo que ver esta película. Ante el desinterés de mis colegas, terminaré viendola solo. Y tal vez está hecha para que la vea solo. Que bueno el encuentro del equilibro con La Voz. Mándele un saludo de mi parte.