Overblog Suivre ce blog
Administration Créer mon blog

Profil

  • Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
  • Leer el mundo, emanciparse
  • Leer el mundo, emanciparse

Recherche

Catégories

10 août 2007 5 10 /08 /août /2007 22:48

Acabo de poner un enlace a un artículo sobre blogs (algo básico) publicado en Los Tiempos hace una semana.

Tiempo de renovación, de refrescarse. Una cascada que cae e una montaña y nos da la sensación de que nuestra suciedad se va, el contraste calor afuera, agua fría, refrescarse pese a todo, como en esa foto en el Chapare cochabambino.

Tengo el pie torcido producto de mi afición testaruda e inutil pero apasionante al fútbol. Segunda torcedura del año, comienza a hacerse crónico el problema.

La Alianza Francesa comienza la contrucción de su nuevo edificio en una semana, una Alianza querida de la que no seré parte dentro de muy poco. Hace unos días renuncié a continuar los cursos en la Universidad Franz Tamayo. Todo porque al parecer se proyecta un nuevo viaje, esta vez de estudios y al parecer todo muy serio, muy distinto a la aventura Montpellierense, pero no por eso menos profunda. No quiero decir que este viaje me encuentra más maduro, creo que me encuentra más complejo, sin que eso sea bueno ni malo. En un mes el viaje, mes de despedidas y hasta prontos, también sin saber bien qué significa eso de despedirse y decir hasta pronto, nunca nos vamos y siempre nos vamos.

El cambio de aires siempre es bueno, al menos en mi caso.

Pronto más detalles sobre la ciudad que me recibirá he intentaré aprender a comprendera, al menos en algunas de sus facetas: Bruselas, mi Universidad: La Universidad Libre de Bruselas (www.ulb.be)

Volver a estudiar, eso es otro tipo de refresco, tal vez del cual estoy un poco fuera de práctica, atender clases, toamr notas, que raro, veremos como es eso a los 27 años.

Refrescarse, a los 27.

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
24 juillet 2007 2 24 /07 /juillet /2007 00:15

Se ha hecho costumbre esto de las depedidas. Mi Elo, mi compañera, mi amiga, mi bebe y sus caprichos lindos y no tanto, se me fue hace unos pocos días, dejando tras de ellas interminables momentos inundados de risas y profunda amistad y cariño. Se fe la Elo luego de un viaje plagado de energía y descubrimientos en el que fuimos a Potosí. Gracias Elo por estos 6 meses maravillosos.

En Potosí nos topamos con personajes e historias increíbles, visitamos la mina Santa Elena y Santa Clara. Elo se llevó un pedazo de mineral. Nos hicimos amigos de una vendedora y coleccionista de aguayos (tejidos tradicionales) potosinos. Una experiencia inolvidable, en el que visitamos su casa y sus tesoros. Potosí llena de historias, su casa de la moneda, sus fantasmas, el peso de la historia más fuerte que en ninguna otra ciudad de Bolivia. Al fin avanzo en la novela de Ramón Rocha: ¡Que solos quedan los muertos! Descubro a Sucre, descubro un yacimiento de Bolivia, de sus orígenes.

Los personajes en Cochabamba siguen circulando, mi casa está tranquila.

He adherido un enlace de la versión publicada en el periódico Los Tiempos del artículo "Medios: Licencia para matar".

Mi vida se sigue ordenando, aunque nunca tanto.

En una semana tal vez vuelvo a la docencia, sin muchas ganas de madrugar, pero será otra vez otro orden de vida. Tiempo para escribir: poquísimo. Arrepentimiento al respecto, tiempo para leer: no me quejo aunque quisiera más.

Vi la peli tranformers: desastre, un mito destruido por Michael Bay en complicidad de Spielberg, salí indispuesto por la pésima historia que ni los impecables efectos pudieron disimular.

Foto del Boulevar en un Potosí anocheciendo. Al fondo el mítico y maravilloso Cerro Rico que alimentó, junto con las minas de Zacatecas en México, al mundo. En la actualidad catorce mil mineros explotan aún la mina. Simplemente impresionante.

Abrazos a todos

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
6 juillet 2007 5 06 /07 /juillet /2007 17:58

Aquí un enlace al artículo del Ricardo Bajo (conocido en nuestro medio por dirigir mucho tiempo el suplemento cultural FONDO NEGRO y ser moderador del Encuentro Internacional de escritores en Simon I Patiño.

Espero lo disfruten y sigan abriendo los ojos ante lo grave que es tener medios de comunicación controlados y censuradores.

Abrazos a todos

http://plazapublica.org/articulo.php?id=524

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
3 juillet 2007 2 03 /07 /juillet /2007 15:46

 

En Bolivia no existen espacios de diálogos de discursos, y hay una manipulación de las palabras que suenan correctas como democracia y justicia.

 

 

La utilización de la palabra democracia, se ha convertido en la palabra mágica que utilizada junto a cualquier otro sustantivo o adjetivo, parece que todo estuviera bien. Así nuestros políticos, autoridades y cívicos bolivianos, utilizan la palabra democracia junto a su eslogan, junto a su visión personalista de país, y por el sólo hecho de poner democracia nos quieren hacer creer que todo está bien.

 

 

Este no es un hecho aislado en el mundo, el más grande traficante de la palabra democracia ha sido y es el gobierno de Estados Unidos que utilizando esta retórica, al mejor estilo de las cruzadas de la Iglesia, decide imponer su visión de democracia y justicia (otra gran falacia y licencia para matar, la palabra justicia), para bombardear inocentes en Afganistán, niños, matar civiles cada día en el país que tienen invadido: Irak.

 

 

Cada vez que escucho en la tele, en la calle que alguien dice “es democrático” “es por la democracia” soy susceptible de que la demagogia con la que en la mayoría de los casos se utiliza la expresión esté imperando antes de cualquier razonamiento ordenado y bien intencionada.

 

 

Los casos concretos son: Autonomía en primer lugar; el eslogan que vemos todos los días en los partidos de la Copa América dicen “Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz: Trabajando por la democracia y justicia” (discúlpenme eso es decir cualquier cosa con tal que suene bonito), luego sale el Marinkovic y se pone a explicar lo que es la autonomía y dice “es la mejor distribución de la riqueza de un departamento en beneficio de los otros departamentos” (otra vez y peor cualquier cosa). Esto acompañado por una enorme campaña mediática en la que participan obviamente Unitel en todos sus informativos, PAT con los comentarios de Roberto Barbery (quien es una persona inteligente, pero nada más por ser ex viceministro de Goni, no debería ser la voz editorial de un informativo, Barbery es otro gran utilizador de la palabra democracia), otros son El caballero pregunta, un impresentable periodista que ya ni si quiera es un poco inteligente, y absolutamente todos sus invitados están de acuerdo con su posición de autonomía y toda la ideología que maneja el comité cívico de Santa Cruz).

 

 

El gobierno de Evo contra ataca, poco creativamente, utilizando la misma palabrita tramposa: “democracia es…” etc, etc. La diferencia es que el gobierno del MAS ganó con mayoría absoluta tanto las elecciones como la Asamblea Constituyente (54 %). El gobierno de Evo es acusado de dictadura siendo el único en toda la historia democrática (me refiero a las época en que el ciudadano vota para elegir a su presidente, que se me entienda bien cuando utilizo esta palabra) boliviana que realmente es representativo.

 

 

Lo mejor es que cuando quiero dialogar con alguien y expongo estos criterios, soy categorizado por mi interlocutor de masista, ya no soy democrático, soy masista y punto y con eso ya mi opinión no vale. Cuando al contrario yo quiero discutir y quiero saber por qué este mi pensamiento no va a ser correcto.

 

 

Este es el país democrático en el que estamos.

 

 

Aún estamos bastante bien, porque es bueno escuchar otras voces, es buena la diferencia, lo que no es bueno es la manipulación de la información. Estoy de acuerdo con la Autonomía departamental de Santa Cruz, porque ganó su referéndum, pero me parece interesante e importante la autonomía indígena también. Pero entonces todo se traba, y nadie se escucha. ¿Por qué no se quiere conversar frente a frente del tema, por qué cada uno se enfrasca en su campaña y nos tienen bombardeados de sus discursos que no se escuchan entre sí? Necesitamos espacios de diálogo en los medios de comunicación. En el que se escuchen ambas voces y dialoguen en los medios, eso es lo que importa ahora. El problema es que cada medio sigue su línea y los discursos no dialogan.

 

 

Sólo he encontrado un programa de estas características: Laberinto en Red Uno a las nueve y media de la noche los domingos. La Amalia Pando también propone debates que valen la pena en su Doble Sentido.

 

 

Política es poder poner en diálogo los discursos, enfrentarlos, compararlos y llegar a nuevos discursos. No es utilizar palabras mágicas como democracia y Justicia en combinación con cualquier barbaridad. Los medios están haciendo un desastroso trabajo en la mayoría de los casos. Aún creo que es corregible.

 

 

A ver si alguien se pone a dialogar conmigo sin acusarme. Gracias.

 

 

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
13 juin 2007 3 13 /06 /juin /2007 19:58

 


Partimos de las buenas intenciones. Las intenciones son la fachada y la mejor forma de disculparse. Sobre todo porque siempre son verdaderas.  Uno tiene obligatoriamente buenas intenciones. Por lo menos para uno mismo, para el beneficio propio. Y muy raras veces con intenciones de perjudicar a alguien, salvo que ese alguien sea el maldito o maldita pendeja que nos hizo una gran cagada o que puede hacernos una gran cagada, o simplemente tiene mala cara y es un peligro latente.

 

Yo, por ejemplo, tengo buenas intenciones. Sobre todo conmigo mismo, con mi cuerpo y con mi mente. Voy a la piscina porque me hace bien, pero no siempre, porque es invierno y en la noche hace frío. En ocasiones, como hoy, creo que mi trabajo tiene algo de interesante y que me hace crecer como persona, además que hago bien a otras personas. Creo en la cultura pese a que no mucho en los artistas, son todos unos falsos frustrados, y casi siempre carentes de autoestima verdadera, con necesidad de reafirmarse en las opiniones de otros, siempre sintiéndose expuestos, juzgados, incluso cuando al resto nos importa un carajo todo lo que dicen. Hace poco dos amigos que han logrado sacar dos películas al mercado(las dos me gustaron mucho), durante una sesión de cortometrajes locales comentaron entre sí lo siguiente:

-        Hermano somos el futuro del cine boliviano.

-        No hermano, somos el presente.

Y la verdad están mucho más olvidados de lo que creen pues su estreno ya fue hace como un año y las noticias culturales se olvidan aún más rápido que las políticas y muchísimo más que las deportivas que son las que realmente quedan en el imaginario de la sociedad. Sino pregunten a Oscar Galdo que no sabe cuàl fue el cuarto presidente de Bolivia (yo tampoco me acuerdo), pero sì se sabe todas las fechas significativas del fùtbol y si no sabe se las inventa, el fùtbol, el tenis, y todo el deporte, como a la princesa el Rugby, apasiona. Debo confesar que yo como casi todo el mundo también a veces sufre el síndrome del artista (trucho claro) y hasta me siento observado y juzgado, una enorme tontería, por supuesto.

 

Mejor la charla de esta noche con mi amigo Alex que se va en dos días quizás para siempre del país. Nada de melancolías por los tres años de amistad que terminan abruptamente con su partida. Sólo risas, hablar de chicas lindas, hablar de comida enorme, de perejiles, de un buen parmesano sobre un spaghetti al pesto. Y al final un nos vemos pronto. Nada de exposiciones. Sólo dos amigos que respiran y sienten frío más allá de las 10 de la noche en invierno, que anhelan la buena charla y una vez por semana ver una película, pero ni siquiera fijarse en quienes actúan, sólo en divertirse o inmiscuirse en la trama. Dejar aún más solos a los artistas porque sino nos cansan a todos.

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
15 mai 2007 2 15 /05 /mai /2007 15:20

Es cierto, en otoño en Cochabamba hace 25 grados y la noche 14, no es mucho frío, pero la luz es más triste, se dan cuenta los que aquí han vivido muchos años y son capaces de ver un luz seca, vieja y cansada en el otoño cochabambino, apunto de volverse einvierno disfrazado siempre de primavera, porque todas las estaciones del año en esta ciudad se difrazan de primavera, pero no lo son. Primavera es en septiembre, cuando hay sensación de comienzo y la luz es clara y el cerro es verde y llueve de noche y huele a tierra fresca y el año se termina pronto. Otoño es la luz triste y seca, la duda de un año que comienza a hacerse viejo, es cumplir 27 años, es mancharse en un estornudo la cara con mocos, es abrigarse de noche, es un sol caliente pero triste y amarillo, cada vez más amarillo. Es noche a las 6 y media. Es Fiesta de San Juán y contaminación. Este otoño para mi es proyectos no decididos, es no saber qué voy a estar haciendo en 3 meses, es tener partido el tiempo en dos personas que parecen llamarse como yo, en dos en las que me identifico. Este otoño que se convierte en invierno y que de día se disfraza de primavera, es este cuarto, es mi desorden, es anhelos de un día poner coherencia a mis palabras y gustar. Siempre gustar, aunque sea sólo gustar a dos personas, a ti, a ella, y cerrar el mundo en esas dos. Es soñar mil veces el viaje a la isla. Pero también es la compañía de barcos en Buenos Aires que me pide tener profesión de marinero y estar inscrito en un sindicato, es no saber hacer ni un nudo de marinero. Es querer partir, es querer abandonar, siempre abandonar y abandonarse.

 

Este otoño que es mayo que huele a la picina por las noches y cabeza fría al salir rumbo a mi departamento. Es un té rico con mi madre en la tarde y abrazarla, es ver tennis con mi padre, es deporte, es teclado.

 

Otoño, carcel entre el verano y el invierno.

 

Abrazo soñado. Carta enviada, espera. Larga espera, es otoño y está claro, pese a la oscuridad de los días.

 

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
11 avril 2007 3 11 /04 /avril /2007 23:06

Una habitación viene de ser decorada con los elemntos mínimos. Un colchón en el suelo, un pijama bajo una toalla disfrazada de almohada. La computadora es enchufada en una toma de corriente que acabo de descubrir. Hay tres en la habitación, las cuento y sin desearlo planifico para que las usaré. Dejo unos exámenes sin corregir en un cajón del armario. Me hecho en la cama y prendo el ordenador, pongo Misia, nací para morir contigo, esta noche toda la noche, canta en portugués que no sé cómo se escribe.

Estoy en casa.

Me gusta la idea de visitar a mis padres, de abrazarlos cuando los veo, de que me visiten, de cocinar. Sigo siendo mal cocinero, pero me gusta cocinar.

Duermo, no hay nadie en el cuarto. Salgo del cuarto, no hay nadie en la casa. Fabiola está trabajando en un pueblo llamado Toco y su cuarto permanece abandonado hace tres semanas. Elorri trabaja, vendrá seguramente en la noche, o tal vez no. Decido escribir estas líneas, imaginar que describo mi llegada a esta casa que alquilo y en la que me ilusiono con escribir, con estar conmig, como ahora.

Pienso en la conversación con la princesa y el párrafo de Neruda y me veo en Otoño del 2005. Me callo un poco, también por dentro.

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
2 avril 2007 1 02 /04 /avril /2007 22:08

Así pues

Avanzamos. A veces sin rumbo, a veces con.

Tengo un depar lindo, eso es bueno, con dos compañeras de lujo que llenan la casa de alegría, y prometen enseñarme la Alta Cocina.

Me visita en la ciudad Anne, la gente buena viene a demostar su fiermeza en este compromiso, llamado solidaridad, compañerismo y la tan gastada palabra: amistad.

A veces uno es un exeso, pero las cosas aunque tardan, vuelven a su nivel.

El país cambia, a veces con rumbo, a veces sin.

Je blog, el mundo sin sentido

Son dos, son tres, son cuatro, y nunca más dos, dieciseis, veinte, nos alejamos, y da vértigo tan arriba, nos imponen responsavilidades, veinti cuatro, renunciamos a las responsabilidades, veinteseis al final, por un momento, par de meses para el veintisiete. Nunca uno, no hay recuerdos del uno.

Queso, fuente de vida, fuente de sabor con el vino, mundo de sabor, boca contraste, boca con boca lo mejor. Silpancho, más sabor, lomo puré y chorrellana, gastronomía, gases luego de la gastronomía. No recomindo Coca Cola acompañando nada. Vino, en el peor de los casos un bueno jugo natural y la compañia de los compañeros, de los solidarios. En eso estamos.

Je blog,

de algo servirá, al menos de nada

 

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
1 mars 2007 4 01 /03 /mars /2007 23:07

Hola a todos

Perdón por el largo silencio. Ahora sí la imagen de la ch'alla de la anterior semana. Pues aquí vivo en época de aparente éxito profesional, con mucho trabajo maravilloso en la acción cultural de la Alianza Francesa. Pero quizás la más importante novedad es que me han invitado de dos Universidades a ser Docente titular: La primera es la Universidad Franz Tamayo y la segunda La Universidad Católica Boliviana. Esto ha comenzado a principios de febrero y la verdad que con mucho estrés, se tratan de dos materias que jamás había dictado, sobre todo en U Católica, la materia se llama "Pensamiento Crítico" y pues tuve que sumergirme en el mundo del análisis y del pensamiento crítico. De todas formas cada vez tengo material más interesante. Pese a la diferencia de edades corta con la mayoría de los alumnos y muchos de ellos también son mayores que yo. En fin, en la biblioteca de la Universidad no me querían dar libros como docente, tuvieron que ver su archivo y luego disculparse " es que tenía cara de alumno y no de docente".

Todo esta ficción me entretiene más tiempo del deseado, no dejo de pensar en las noches en dejar todo. Va a ser siempre mi deseo dejar todo y a todos, el abandono es uno de las sensaciones de mayor purificación humana y me encanta practicarla, abandonarse a si mismo.

En este resúmen en el que en la Universidad nadie me dice Gabriel, sino Licenciado, en la pérdida de la identidad, voy peridéndome de las lecturas maravillosas de las noches, extraño por ejemplo los tiempos de las aventuras del Gaviero, hace como un mes y medio que no tengo opción de perderme en relatos. Definitamente, esta pérdida de la identidad que creía que tenía no me gusta del todo, sobre todo porque está disfrazada del éxito profesional del que hablaba la principio. Ahora más que nunca me doy cuenta que no me interesa el éxito profesional más que para ganarme la vida, simpre hay que buscar un equilibrio al respecto, veremos cómo nos va en esta búsqueda, no soy muy optimista al respecto. Pero siempre los viajes son mi esperanza de abandono, de recomienzo.

Veremos jóvenes. He recibido, por otro lado, la mravillosa compañía de Elorri este mes que no deja de traer alegría a la vida en la Alianza Francesa y la vida urbana cochabambina. Elorri, me ha acompañado de manera incondicional y firme en las últimas semanas, por ello se lo agradezco. Por burlarse de mí, por disfrutar de la comida tanto como yo. A Cochabamba venimos a comer.

Besos

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article
20 janvier 2007 6 20 /01 /janvier /2007 18:22

Hace semanas que mi amiga Carla Rojas, con quien inauguramos el programa televisivo “El mañanero” en el Canal 9, me venía invitando a una reunión de productos de cuidado de la salud. Ella sigue haciendo la conducción del programa y nuestros encuentros casi siempre tienen que ver con el pedido mío de darnos cobertura a las actividades culturales de la Alianza. Durante el festival de Cine Europeo, en diciembre, Carla me había hecho la propuesta de vernos más seguido y ahí lanzó que la acompañara a las reuniones de cuidado de la salud. A mi el tema no me sonaba muy atractivo, pero aprecio mucho a Carla y me era difícil decir un no definitivo. Por muchas razones fui posponiendo el encuentro, primero era la visita de Natalia en Bolivia, luego la guerra de la prefectura y finalmente la última semana no tuve excusa ni conmigo mismo para no ir. Además me quedaba de camino a una cita de vinos y queso en casa de amigos, tenía una media hora fácil para desperdiciar. Carla me recibió con su gran sonrisa como siempre y me hizo tomar asiento. Ahí me encontré con un antiguo amigo de colegio al que también había invitado la misma Carla y que estaba igual de perdido sobre el asunto de la reunión. Luego de ponernos al día en nuestras vidas, me sentí mejor de estar acompañado, no me hacía mucha gracia el ambiente a secta que se veía en los rostros forzadamente sonrientes de quienes frecuentaban el lugar, todos tenían un prendedor en el pecho que decía algo cómo “Tengo el peso ideal, pregúntame cómo”, ya me comenzaron las ganas de irme, pero decidí disfrutar de lo que venía que no prometía ser muy serio.

Nos hicieron pasar a un salón de eventos mediano, con una pequeña pantalla en el frente y música de moda, exactamente era un reguetón: “Atrévete”. Luego de unos minutos, la sala estaba llena y un joven con cara de comedia salió bailando al frente y empezó a hablar un poco atropelladamente como si nos diera la bienvenida a una fiesta, mientras el sector de atrás de la sala aplaudía bulliciosamente, dando alaridos de contento nada naturales. Tragué seco. Nos soltaron un video sobre lo que era Herbalife, todo en inglés subtitulado, una pésima edición que contaba sobre una empresa enorme que se basaba en discursos multitudinarios y vendía bajar de peso y un supuesto bienestar. Luego una chica que a decir verdad era bastante mala oradora -he visto muchos mejores vendedores en las flotas que venden matesitos, collares, baba de caracol y hasta alambres con forma de flores y he estado al borde de comprarles- nos explicó sobre el producto; me causó escalofrío porque se trataba de en vez de comer tomar un jugo espeso en la mañana, otro en la noche (sabor frambuesa y vanilla) en vez de nuestros bifes, silpanchos, ajís de lengua, majaditos, truchas, charque. Ni siquiera tomar una gota de nada más que no sea el dichoso jugo aquel –con consuelo yo pensaba en mi botella de vino y mi queso roquefort que llevaba en mi bolsa-. Pasaron a ofrecernos degustar el producto, era espantoso, la música sonaba “Atrévete, ponte hi”.

El evento comenzaba a durar más de lo previsto y mi celular vibraba, mis amigos me esperaban para la mesa de quesos prometida. Hice un gesto de quererme levantar y en eso vi a Carla que parecía entrar en pánico al ver mi actitud inquieta. Volví a tomar asiento, ahora Carla pasó al frente, primero a cenar, es decir a tomar su jugo que quita hambre y fortalece. Luego explicó mil fórmulas inequívocas para hacerse millonario con la empresa, y yo ya estaba convencido que jamás me metería en una empresa así ni por millones de dólares al día, lo digo en serio. Luego de las mil formas de hacerse rico, comenzaron a desfilar personas que habían enflaquecido y llevaban ganancias de una media de 600 dólares al mes. No lo soporté más, no sé en qué habrá terminado el asunto, ese rato huí precipitadamente, la noche me protegió y el aire fresco me hizo ver que había un mundo también sin obsesiones. Tuve una linda velada en la que comí mucho jamón, quesos, tomamos vino y un poco de cerveza. Carla me llamó a mi celular para decirme si no me animaba a entrar a la empresa. Le dije que no tenía coraje para vender algo en lo que no creía, pero le mandaría clientes.

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article