Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Profil

  • Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
  • Leer el mundo, emanciparse
  • Leer el mundo, emanciparse

Recherche

Catégories

17 novembre 2005 4 17 /11 /novembre /2005 14:07

He visto Manderlay, la última película de Lars Von Trier. Dos ideas estaban claras en mi cabeza a la salida del cine y las dos ideas no me dejaban pensar mucho más. La primera es que no había comprendido del todo la frase final de la peli, esto sobre todo porque si bien mi francés va mejorando (la peli era en inglés subtitulada en francés) no me alcanzó en ese momento culminante del film, quizás simplemente fue un corolario, lo sabré en unos meses cuando me compre la versión DVD pirata en Cochabamba. La segunda cosa que quedaba clara en mi cabeza, es que el film me fascinó.

Manderlay es la continuación de Dogville, sólo que ahora sin Nicole Kidman y con la jovensísima y para mi hasta ahora desconocida BRYCE DALLAS HOWARD en el papel de Grace. Lars Von Trier saca extrañamente una continuación a una historia que parecía cerrada. Manderlay en sí es una continuación en lo estético. La historia se enfoca en una temática totalmente diferente que Dogville aunque como siempre perturbante como es costumbre del director danés. Los personajes son todos obscuros y como siempre cada uno se va tranformando y mostrando poco a poco su lado crue y humano al mismo tiempo. La peli se divide en 8 capítulos, al estilo de su predecesora Dogville y también Kill Bill.

Lars Von Trier va un poco más allá en su extravagante puesta en escena (extravagante por su escacez asfixiante), a diferencia que en Dogville, aquí podemos ver algunas puertas, gradas, la reja de la plantación, y otros pequeños detalles. Mucha atención a los primeros dos minutos de la peli que se asemejan a un dibujo animado, pero no lo es y es un ejemplo de la simpleza y claridad a la hora de poner en patalla lo que uno quiere mostrar, además de situranos geográficamente. Estamos en 1933 en el estado de Alabama, en una plantación de Alabama llamada Manderlay en la que continúan existiendo esclavos negros pese a que la esclavitud ha sido abolida hace muchísimos años.

En mi opinión Dogville es más dura y perturbante. Sin embargo creo que Manderlay es polémica por excelencia. La visión de la esclavitud que parece transmitir Von Trier puede ofender a muchos y seguro que está siendo prohibida y muchos van a pegar el grito al cielo con esta entrega. Aquí no veremos al negro ni como agresor, ni como víctima, como es usual. Para mi simplemente trata  sobre la complejidad de la mente humana, de ver al humano no como bueno, ni malo, sino como un ser de muchos instintos, contradicciones, buenas intenciones, malas acciones, trstezas, desgracias, vacíos y condenas.

Lars Von Trier dice que hizo el film con una posición política, le creo. Es una posición ante la imposición de la libertad según uno piensa que debe ser la libertad, no podemos llegar de misioneros como lo hicieron los españoles hace cientos de años y decir que esta religión es la libertad. NI tampoco Bush puede imponer lo que el cree que es democracia en Irak. Es ridículo imponer la libertad a la fuerza, la libertad radica en dar libertad de pensamiento, no imponer un sistema político. Tan sencillo como eso.

Tengo en la cabeza la canción del final, la misma de Dogville "Young America", junto con fotos de racismo, tortura, manifestaciones. Otra película que algún rato tiene que entrar en las indispensables, junto a Dogville.

Quisiera comentar un poco más, pero les recomiendo que vayan a verla o la consigan en DVD, luego charlamos. Subi fotos del fin de semana, a ver que tal les parece.

Partager cet article

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article

commentaires