Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

Profil

  • Gabriel Iriarte Rico - La Máquina de leer
  • Leer el mundo, emanciparse
  • Leer el mundo, emanciparse

Recherche

Catégories

4 juillet 2006 2 04 /07 /juillet /2006 00:26

"Quiero que seas mi testigo de mi matrimonio" me dijo el Pablito Luján. Yo que aún no sabía si reírme, si lo decía de verdad, el Pablo trabaja en Santa Cruz, tiene su chica venezolana, ahora futura esposa, y me dice que se quiere casar, no le veo como hace un año que vino a mi casa a jugar ping pong y le había ganado después de unos cinco años consecutivos en que perdí ya con una costumbre sinverguenza. El Pablito siempre fue mejor jugador de ping pong y además un ganador nato. Y ahora se lo ganó una muchacha venezolana, se casa el Pablito, y me emociona, será el 2 de Agosto y yo seré testigo, cómo se es testigo de algo así, testigo como si fuera un crímen el que va acontecer, pero no es, espero que no.

Por mi lado he vuelto oficialmente al trabajo en la Alianza Francesa Cochabamba, ya tengo una rutina de la cuál valerme para ubicarme en qué día ando, hasta ahora me había servido el mundial, pero ya se acaba esta semana.

Fin de semana de juegos: Por un lado los hombres lobo, jungle speed (comienzo a no perder tanto), tradicional fulbito de sábado por la tarde, muchas risas que sólo buscan más risas y la constituyente, que no es un juego pero las campañas políticas se lo tomaron como tal que hasta empleos ofrecieron. La noche está fría en Cochabamba, los días calientes, las charlas en Casablanca abundantes. El regreso a la ciudad es un hecho, y eso no quita que extrañe a mi gente del otro lado del charco.

Ultimamente me detengo más a ver el mapa mundi de piedras que mi madre compró en ese mercado interminable que es La Cancha. Como el mapa mundi está hecho de piedras los países tienen formas aproximadas a lo que realmente son, es precioso, de todos los colores y completamente inexacto, y tan fácil de viajar con un dedo sobre la tierra. Lo mejor para imaginar para soñar, es poner un dedo sobre un mapamundi e imaginar como será ver a las personas que están allá, ver lugares que nunca vimos y por eso los imaginamos maravillosos. Me caso con la esperanza de viajar no sólo con el dedo, sino con mis pies, mis ojos, mis brazos y todo. Pero antes seré testigo del matrimonio del Pablo.

La Foto es de la Catedral de Cochabamba, a las 6 de la tarde, adelante las tres gracias, como en Montpellier

Partager cet article

Repost 0
Published by Gabriel Iriarte Rico - dans mastropiero
commenter cet article

commentaires

la poule aux oeufs d'or 04/07/2006 16:22

Elles sont jolies tes trois grosses boliviennes.Tu vois,nous en France nous avons de jolis monuments en pierre et toi tu as trois grâces se régalant de leur glaces.Ne va pas chercher  la grâce ailleurs que dans tes rues colorées et désordonées;cochabambino  guapo bueno
 querido amigo mio, mono preferido.

Gabriel Iriarte Rico 07/07/2006 22:50

Querida gallina de los huevos de oro,
Merci, les trois grosses ici, sont plutôt maigres, mais, bon, il sont pa mal. Bon Vacances!!!!!!!!!!